Las principales comisiones bancarias aumentaron, de media, hasta un 14,5% en 2014

Algunas entidades, como Banco Popular, han doblado la comisión de mantenimiento anual de cuenta corriente pasando de 60 a 120 euros. La comisión por descubierto aumenta un 14,5%, situándose en 15,71 euros de media, y también sube la comisión por mantenimiento de cuenta -la más habitual-, alcanzando los 62,57 euros.comisiones bancariasTambién aumenta considerablemente la comisión por mantenimiento anual de cuenta corriente, que sube un 13,16% situándose en los 62,57 euros de media. Es una comisión que afecta a casi toda la población que tenga una cuenta de ahorros en cualquier entidad bancaria y que supone una ganancia fija anual para el banco. Destaca, bochornosamente, el espectacular aumento de esta comisión por parte de Banco Popular, que la ha doblado, pasando de cobrar 60 euros a los 120 actuales.

Quien quiera contratar un crédito también se va a encontrar con una subida en las comisiones: el estudio del préstamo no hipotecario ha subido un 4,27%. También aumentan las comisiones por reclamación de descubierto -2,03%-, disponer de efectivo a débito en cajeros de otra red -1,96%-, o hacerlo a crédito -3,06%-. En definitiva, la banca ha decidido volver a subir las comisiones más habituales, por operaciones cotidianas, con el objetivo de seguir sangrando a los consumidores.

Solo bajan las comisiones por apertura de un crédito no hipotecario, -6%, y por la apertura de un préstamo hipotecario, -3,4%. Estos descensos vienen motivados por la necesidad de la banca de abrir el grifo del crédito, para seguir haciendo negocio a costa de los consumidores mediante diferenciales abusivos, ya que los créditos al consumo en España tienen tipos de interés del 10,14% de media según el Banco de España y el tipo de interés medio para hipotecas sobre viviendas se sitúa ya en el 3,6%.

Estas subidas de las comisiones están muy por encima del IPC, que sitúa una variación anual de los precios de consumo del 1,1% en diciembre de 2014, lo que supone una variación de siete décimas en su tasa anual. No ha pasado igual con las comisiones bancarias, que no paran de aumentar y pueden suponer varios cientos de euros al año para un consumidor si no realiza una comparación entre entidades.

Comisiones que la banca cobra de forma irregular

Para luchar contra estas nuevas subidas de las comisiones los consumidores deben comparar comisiones y buscar bancos con menores costes o que no apliquen comisiones. Y, en caso de que consideren que su banco les ha cobrado alguna comisión de manera irregular o abusiva, acudir a su sucursal para exigir la devolución del dinero o interponer una reclamación, para lo que pueden usar esta herramienta digital abierta: http://reclama.adicae.net

Además existen muchas comisiones que algunos bancos cobran de manera irregular, como cobrar por cuentas inactivas, cobrar gastos por duplicado -como cobrar a la vez por administración y mantenimiento de cuentas corrientes-, cobrar comisiones de mantenimiento en cuentas abiertas por obligación de la entidad para domiciliar los pagos de un producto como la hipoteca o un depósito, por disponer de efectivo en cajeros de la propia red, etc. Otros cobros irregulares detectados por ADICAE son gastos por la tasación de una vivienda que no se hizo, cobro por gastos de correo cuando el propio usuario lo recogía en la sucursal, gastos de envío cuando la entidad no realizó ese servicio, por subrogaciones que no se llevan a cabo, gastos de estudio por préstamos de los que inicialmente el banco ya sabe que no va a conceder, gastos de transferencia cuando se realiza un traspaso, etc.

Fuente:  ADICAE