Archivo de la etiqueta: Consumo Responsable

Pegamento para carne, algo que debes conocer para que no te engañen

Hay en el mercado una enzima animal que se usa para unir trozos de carne, así como suena, pega distintos trozos de carne y funciona tan bien que el consumidor no nota la diferencia. Algunos estaréis pensando en crear nuevos platos fantásticos y originales con mil y una mezcla de carnes y sabores, y otros como me ha pasado a mi, a partir de ahora andaré con mucho cuidado cuando tenga un filete de carne delante. Porque realmente no sabrá que es lo que me estoy comiendo. Algo que desconocía pero que en Europa es perfectamente legal e incluso en Holanda o EE.UU. se usa hace mas de 15 años.
Pegamento-para-carnesLos responsables de la patente holandesa, Fibrimex, tienen un negocio potencial entre manos difícil de calcular ya que para los restaurantes este producto se puede llegar a convertir en un negocio redondo, vamos que pueden llegar a tener desperdicios de carne 0.
Fibrimex es un producto inodoro e insípido basado en proteínas cárnicas, consigue unir dos proteínas naturales, el fibrinógeno y la trombina, presentes en distintos tipos de carnes y mariscos, lo que hace que funcione como un pegamento de carnes.
Los detractores del producto aseguran que se trata de un engaño para el consumidor que paga por múltiples trozos de carne aglutinada en la mayoría de los casos sin saberlo. Sus defensores dicen que bien usado, puede ser la forma ideal para reducir el desperdicio alimenticio de carne a la mínima expresión. ¿Tu que opinas?
En el vídeo tienes una demostración de como funciona este producto:

Fuente: ecoinventos.com/

Créditos rápidos, la usura del siglo XXI

Tipos de interés de más del 2.000% TAE, comisiones abusivas que duplican el importe del préstamo, acoso telefónico a los clientes y sus familias… Analizamos la industria de los “créditos rápidos”, las condiciones abusivas de sus préstamos y su escasa legislación.

Usura Rapida 1Tipos de interés de más del 2.000% TAE, comisiones abusivas que duplican el importe del préstamo, acoso telefónico a los clientes y sus familias… Analizamos la industria de los “créditos rápidos”, las condiciones abusivas de sus préstamos y su escasa legislación.

Aunque el crédito resuelto de una manera rápida, con altos intereses y sin apenas avales, ha sido la práctica habitual de los usureros y prestamistas durante toda la historia, el boom de este tipo de préstamos y la aparición de decenas de empresas ocurrió en los años previos al estallido de la burbuja inmobiliaria y la crisis mundial de 2008. En pleno apogeo del crédito descontrolado, las empresas que ofrecían créditos que se concedían de manera rápida, de cuantías pequeñas y con plazos de devolución cortos, aparecieron y se expandieron, abriéndose paso entre las empresas financieras a golpe de crear nuevos portales web, agresivas campañas publicitarias y empujadas por la euforia inversora y de gasto de la burbuja financiera.

Los créditos rápidos, llamados así por la velocidad con la que se conceden, son préstamos de menor importe, inferiores a 200 euros –llamados minicréditos y que escapan a cualquier legislación– y hasta los 6.000 euros. El plazo de devolución es otra característica singular de estos préstamos. Algunas empresas ofrecen la posibilidad de devolver los créditos en plazos de entre 12 y 36 meses, pero muchas de ellas, como 1credito.es o twinero.es, ofrecen préstamos a devolver en un máximo de 30 días.

La inmediatez en la disposición del dinero, los sistemas de contratación a distancia (teléfono e internet) y la poca o nula exigencia de garantía de pago son otras de las características de estos préstamos que facilitan el acceso a personas empujadas por la urgencia o la desesperación, que responden a impulsos consumistas, con una mayor predisposición a no poder devolver el dinero, o a colectivos más desprotegidos, excluidos por el sistema bancario tradicional y sin capacidad de defenderse ante los abusos cometidos por estas empresas por un posible impago o demora.

Intereses del 2.000% TAE
Pero, sin duda, lo más llamativo, a la vez que peligroso, son los tipos de interés que ofertan estas empresas. Los intereses, comisiones y penalizaciones de muchas de estas compañías multiplican en cientos de veces los tipos de interés de los préstamos al consumo que comercializan en la banca tradicional o del precio actual del dinero.
Usura rapida 2La Tasa Anual Equivalente (TAE) es el indicador más fiable para calcular y comparar el coste real de un préstamo de manera objetiva. Este porcentaje muestra cuál sería el tipo de interés al que estamos pagando el préstamo si el plazo de devolución fuera de un año. Las empresas especializadas en los préstamos rápidos han sido obligadas a mostrar la TAE de los créditos en su web, algo que muchas siguen sin cumplir, o ponen la información en una zona de la web difícil de encontrar.

Estas empresas han mostrado su disconformidad con esta obligación argumentando que la TAE no sería el medidor idóneo para un préstamo de un mes al considerar que sus “productos” son distintos a los créditos al consumo o hipotecas. “¿Te imaginas la confusión que generaría que al llamar a un taxi, para una pequeña carrera de 20 minutos, la ley obligara al taxista a expresar el coste del alquiler del taxi durante todo el año? ¿O que un hotel cotizara sus habitaciones por el coste anual?”, cuestiona la web de la empresa Contante.es.

Si los tipos de interés que ofertan estas compañías no fueran lo suficientemente altos de por sí, las penalizaciones y recargos aplicadas a los retrasos en los pagos terminan de encarecerlos de manera exorbitada. Algunas empresas, como Cashper, cargan con 20 euros de comisión el retraso en un pago, aunque éste sea de un solo día. A esto se le suman las “comisiones por informar” del retraso que cobran muchas de estas empresas. Cobros de 20 euros por el simple hecho de enviar al cliente un SMS avisando del impago o 35 euros por el envío de un SMS, una carta y un email.

Según un estudio realizado por la asociación de clientes de la banca Adicae sobre el crédito no hipotecario en España, las penalizaciones por impago pueden multiplicar los costes del préstamo, como ocurre con la empresa Vivus.es, que obliga al cliente, en caso de impago al vencimiento de una cuota, a pagar una penalización por mora de un 1% diario de la cantidad pedida. En Kredito24, si el retraso en la devolución es de un día, los intereses y gastos supondrán un 20% más, y de esta forma correlativamente hasta alcanzar el 45% si el plazo transcurrido es de 20 días. En el caso de Creditomovil, pasados tres días desde la fecha de vencimiento, tendrá un coste adicional de 10 euros. Transcurridos 10 días, ese coste adicional será de 15 euros a sumar a los 10 del paso anterior, y así sucesivamente; cantidades exorbitadas comparadas con los importes de los préstamos.

Las penalizaciones económicas no son los únicos abusos que pueden sufrir los clientes en caso de demora o impago. En un estudio realizado por la Cooperativa de Investigación Social y de Mercado Indaga Research para la Asociación General de Consumidores, los clientes de créditos rápidos entrevistados narran las agresivas técnicas de recobro que usan estas empresas. “Cuando tienes un retraso son capaces de llamarte cada hora mediante un sistema de marcado automático”, dice uno de ellos. Otro cliente explica que “hubo un momento de cartas con amenazas. Llegaban a llamar a mi familia, la localizaban, llamaban a mis padres y llegaron a llamar a mi hermano, que vive al lado de mis padres, sólo por tener el mismo apellido que yo”, lo que supone una posible infracción de la Ley Orgánica de Protección de Datos.

Además, aprovechando la urgencia y desesperación de muchos de los clientes que acuden a este tipo de servicios, las empresas que comercializan estos préstamos eluden la obligación de información y transparencia. Según un sondeo realizado por Adicae entre sus socios en 2015, el 68% de los encuestados que accedieron al crédito rápido afirmaban que no fueron informados con claridad y sencillez de las condiciones. El 56,3% afirmó que no conoce las consecuencias de no pagar el crédito y el 64% tuvo problemas con la contratación del mismo, porque la explicación fue difusa y porque había cláusulas que les parecieron abusivas.

¿Quién los controla?

Los créditos rápidos no cuentan con una definición legal, ni regulación o tratamiento específico. Muchas de las compañías que los comercializan son entidades no financieras, por lo que escapan a la regulación del Banco de España. También a la de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, ya que no son sociedades cotizadas.

Usura rapida 3Estas empresas están supervisadas por el Ministerio de Sanidad y Consumo a través de la Ley 22/2007 sobre comercialización a distancia de servicios financieros destinados a los consumidores, y cuyos requerimientos varían en función de la comunidad autónoma en la que se aplique. También, al tratarse de productos de crédito, estarán legislados en base a la Ley 16/2011 de contratos de crédito al consumo.

Esta última ley ha sido criticada por asociaciones de consumidores como Facua o Adicae, ya que no regula los créditos cuyo importe total no alcanza los 200 euros, dejando en una situación de mayor vulnerabilidad a los consumidores. “En estos casos se aplicará el Código Mercantil y la normativa general de consumo. ¿Qué significa esto en la práctica? Pues que una actividad financiera y tan sensible como la concesión de crédito no está controlada por ningún supervisor como el Banco de España”, explican desde Adicae a este medio. “Así que el control de estos ‘chiringuitos’ de microcréditos depende de las administraciones autonómicas, carentes de la capacidad para supervisar a un número indeterminado de empresas fuera de control, que podría llegar a unas mil empresas”, lamentan.
Usura
La Ley Azcárate de 1908, todavía vigente, sobre la usura indica que será cancelado todo contrato con “un interés notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso o en condiciones tales que el crédito resulte leonino por las circunstancias de angustia o similar en la que se concedió”, pero no establece un tipo de interés concreto. Esta ley, declaran desde Adicae, “es muy ambigua y la realidad nos muestra que en caso de conflicto hay que acudir a la jurisprudencia y al análisis del caso por caso, con el perjuicio que este enfoque individualista conlleva para la defensa de los consumidores, en lugar de regularla de forma clara y con una solución general y colectiva”.
Fuente: elsalmoncontracorriente.es

Economia compartida Una nueva tendencia economica se abre paso(parte 2)

Tres sistemas de consumo colaborativo
Los tres grandes sistemas de consumo colaborativo que se conocen y que más consolidados están, en primer lugar, el sistema que se basa en el uso compartido de productos, es decir, se paga una cantidad de dinero para usar un bien o servicio sin necesidad de comprarlo. En este sistema se enmarcan el carsharing, las lavadoras compartidas o el bicing.
carsharing1jpgEntre los beneficios que se obtienen de esta forma de consumo colaborativo está la reducción de la huella ecológica asociada a la fabricación, ya que se fabrican menos productos. Por otra parte, se pretende que se generen productos más resistentes, reparables y eficientes.
Un segundo sistema de consumo colaborativo es el de los mercados de redistribución, que redistribuyen bienes usados o adquiridos, y que ya han dejado de ser útiles para determinados consumidores. Algunos ejemplos de este sistema son las donaciones, las tiendas y talleres de segunda mano, los mercados de trueque o Ebay.
Sin embargo, este modelo de economía compartida puede incrementar la huella ecológica por transporte, y debe practicarse con control en los países menos desarrollados, para que productos redistribuidos desde el norte sean útiles allí, y no se conviertan en simples residuos.
El tercer sistema lo conforman los estilos de vida colaborativos, y se caracteriza por personas que tienen intereses comunes, y que se unen para compartir o intercambiar bienes. Algunos ejemplos son: los bancos del tiempo, las monedas alternativas o los grupos y cooperativas de consumo.
Este tercer sistema es la forma más social de entender el consumo colaborativo, y la menos ligada a motivaciones empresariales y más a la defensa del entorno y de la calidad de vida.

Competencia desleal en el sector transportes
A medida que el consumo colaborativo crece con fuerza, los sistemas tradicionales de consumo comienzan a interpretar algunas de sus manifestaciones -por ejemplo, Uber – como “competencia desleal”.Uber es uno de los servicios de Internet que permite poner en contacto a conductores particulares para viajar por las ciudades. De hecho, taxistas de toda Europa se han manifestado para protestar por estos nuevos sistemas.
UberSin embargo, la Comisión Europea ha rechazado la idea del Gobierno español de multar a los usuarios de coche compartido -que se ponen en contacto a través de aplicaciones como Uber- por considerar que se trata de una “medida extrema”. La propia Comisión ha reclamado al Gobierno de España que dialogue con las empresas para buscar una solución al conflicto.

Las protestas se producen porque, aunque las aplicaciones más importantes en relación al transporte sean Blablacar y Uber, esta segunda opción consiste en conectar a pasajeros con conductores que ofrecen un precio por trayecto. Uber se queda en esta conexión con un porcentaje del precio. En Blablacar, por el contrario, se produce un acuerdo entre particulares pero la plataforma no obtiene beneficio económico.
Por ello, ha sido la aplicación de Uber la que ha generado más polémica en el sector tradicional, ya que los sectores tradicionales hacen hincapié en que no son servicios regulados, que están al margen de la Ley y que les están quitando trabajo, sobre todo en las grandes ciudades.

Retos del consumo colaborativo. El consumo colaborativo como alternativa a un modelo económico que actualmente es insostenible obedece a una capacidad creativa de dar respuesta a las necesidades sociales, económicas y ambientales, teniendo en cuenta las posibilidades que nos ofrecen las nuevas tecnologías.Frente a las protestas de los sectores más tradicionales por considerar algunas de estas prácticas fuera de la ley, responde el economista Miguel Puente, en unas declaraciones en el diario.es, “el problema real es que todo esto nace y crece mucho más rápido de lo que podamos prever, parar o legislar como a muchos les gustaría. Para cuando algo consiga estar al gusto de todos, nacerá otra plataforma capaz de saltárselo; y es que el problema de fondo es que la “inteligencia social”, que nace de la capacidad de interacción rápida y eficiente entre individuos, es más rápida que las propias instituciones”.

Por su parte,  Albert Cañigueral, creador de la web de consumo colaborativo antes mencionada, añade a la  opinión de Miguel Puente que sería importante obtener más datos para medir el impacto social y económico de este modelo de consumo, porque aunque ya se hable de una “transición desde la niñez del consumo colaborativo a la madurez” hay que seguir generando estudios independientes para poder medir el impacto real que tiene.
Fuente: lacajadepandora.eu

Economia compartida: Una nueva tendencia economica se abre paso (parte 1)

El consumo colaborativo gana seguidores, gracias a las nuevas tecnologías e Internet, pero también detractores
Ecpnomia cooperativaEl consumo colaborativo, también llamado “economía compartida”, reinventa las formas tradicionales de compartir, colaborar, intercambiar, prestar, alquilar y regalar que ya existían y las redefine, amplia y orienta, gracias a las nuevas tecnologías, redes sociales e Internet. Sin embargo, son muchos los sectores del llamado “consumo tradicional” que se oponen a este tipo de economía alternativa. Por Rosae Martín Peña.
El escritor de la revista TIME, Bryan Walsh escribía hace un par de años que “algún día miraremos al siglo XX y nos preguntaremos por qué comprábamos tantas cosas”.La tendencia que han marcado los últimos tiempos ha sido la de poseer, consumir y almacenar, sin cuestionar en ocasiones este tipo de comportamientos.Sin embargo, con la crisis económica, el avance de las nuevas tecnologías, las redes sociales e Internet, al consumo tradicional le está saliendo  un nuevo competidor, el llamado consumo colaborativo, que cada vez tiene más presencia, por las múltiples posibilidades y ventajas que ofrece a los consumidores.
Algunas de las manifestaciones de este modelo de “economía compartida” son la posibilidad de compartir un trayecto de coche (Blablacar), alquilar vehículos entre personas (Socialcar), buscar diferentes modos para aparcar (YesWePark), intercambiar casas (Knok), dar nueva vida a libros viejos (Bookmoch) o compartir la red wifi (FON), entre otras.
Del poseer al compartir
Frente a la idea nuclear del consumo tradicional de ser propietario de bienes y servicios, el consumo colaborativo es un amplio y variado movimiento que defiende el acceso a esos bienes y servicios, pero sin poseerlos. En la web de consumo colaborativo de Albert Cañigueral se recoge que “la sociedad  de propietarios, el hiperconsumo, y el diseño para la basura son, simplemente, insostenibles”.
Por ello, al hiperconsumo basado en el crédito, la publicidad y la propiedad individual le ponen freno las ideas que pretenden caracterizar el siglo XXI, basadas en iniciativas de economía compartida a  través de la reputación, la comunidad y el acceso compartido.
Desde el movimiento también se hace especial hincapié en que compartir, colaborar, acceder e intercambiar bienes y servicios proporciona más beneficios y satisfacciones que el individualismo y la sociedad de usar y tirar.

Continuara….

Downshifting. Como vivir mejor con menos

Hoy en día nos solemos exigir en exceso debido a la gran cantidad de responsabilidades y ambiciones personales. La competitividad laboral y la persecución del éxito profesional son parte esenciales del desarrollo material de las personas.
El problema comienza cuando en esta carrera por alcanzar el éxito material vamos perdiendo otras cosas importantes en el camino: la salud emocional, espiritual y psicológica. Basado en estos ha surgido un movimiento que ha tomado fuerza en los últimos años.downshifting1Este movimiento responde al nombre de DownShifting.
¿Qué es el downshifting?
Como vivir mejor con menos
El downshifting es en esencia cuestionar el modo de vida moderno, que se encuentra impulsado por deseos y ambiciones materiales. Este movimiento inició su formación a mediados de los 80 en EE.UU. y tiene como objetivo principal ser mayores dueños de nuestro tiempo, esto incluso si es necesario renunciar a algunos lujos o puestos mejor remunerados.
Este estilo de ver la vida inició con importantes ejecutivos que, sí, ganaban cantidades importantes de dinero pero veían su calidad de vida desmejorada debido a la carga laboral, compartiendo menos con la familia o invirtiendo menos tiempo en sus intereses personales.
Con el tiempo, esta percepción se propagó a todos los niveles y escalones laborales, con empleados que, aún sin un sueldo importante, también se sentían atrapados en el día a día y en el estrés laboral.

¿Cómo podemos practicar el downshifting?
Existen diversas maneras de apegarse al downshifting, al principio no será fácil ajustar nuestro estilo de vida pero con el tiempo y a largo plazo, si se tiene paciencia, se podrán empezar a notar los cambios positivos en nuestra vida: más tiempo libre, menos preocupaciones, más experiencias y emociones, entre otros.
Antes que nada, hay que aclarar que hablar de downshifting puede espantar a aquellas personas que tienen presupuestos muy ajustados ya que no están en la capacidad de “sacrificar” algo de su sueldo por un poco más de tiempo libre. Sin embargo, el downshifting se puede practicar en muchos niveles sin ser extremistas y aun así conseguir algunas mejorías en la calidad de vida.
downshifting2A continuación, compartiremos algunos tips para empezar a practicar el downshifting:
1  Antes que nada, en lo posible, elimina las tarjetas de crédito y quédate con una exclusiva para emergencias. Lleva cuenta de tus gastos y tu presupuesto y trata de pagar siempre en efectivo y desde una sola cuenta bancaria.
2  Obtén conocimientos que te signifiquen ahorrar algo de dinero, para esto te puedes apoyar en internet. Estamos hablando de conocimientos sobre cómo hacer algunas reparaciones o mejoras en tu casa, que de otra manera deberías pagarle a otra persona para hacerlas.
3  Si tienes auto, úsalo lo menos posible y trata en lo que puedas usar el transporte público o usar la bicicleta. Si hay otras personas interesadas en el downshifting, no dudes en compartir el transporte con ellos.
4  Haz el mayor esfuerzo por vivir cerca del trabajo, esto te ahorrará mucho tiempo y podrás incluso almorzar en tu casa. Deja de fumar y pierde algo de peso, administra tu trabajo de manera que puedas completarlo en unos 4 días.
5  Al momento de comprar, no dudes en comparar precios y solo compra aquello esencial y necesario. Es decir, en lo posible renuncia a esos gastos superficiales.
Esto son solo algunas recomendaciones que pueden sonar difíciles de llevar a cabo, pero con dedicación y paciencia podrás reducir con creces tus niveles de estrés. ¡Inténtalo!

Fuente: http://ecoinventos.com

Como ahorrar en comida 10 trucos fáciles

En época de crisis cada euro cuenta, poder ahorrar en nuestros gastos diarios es una opción a tener muy muy en cuenta. Uno de los gastos que tenemos cada día es el de las comidas. Por esto poder ahorrar cada día puede suponer una gran diferencia al fin del mes. Veremos 10 pequeños trucos o pautas para seguir y así poder ahorrar en nuestros gastos de comida cada día.
1.  Usa productos de temporada: Los productos de temporada suelen ser mucho más económicos que otros. Usar productos de temporada además nos garantiza de que serán mucho más frescos y sanos. De esta forma también podrás variar durante el año en tus comidas. Un ejemplo muy claro es que el gazpacho en verano.ahorrar en comida12.   Planifica los menús con antelación: La base para seguir un buen presupuesto es la planificación si quieres ceñirte a unos gastos fijos mensuales tendrás que planificar bien tus comidas diarias. De esta forma te aseguras de poder hacer unos menús ricos y variados y poder centrarte en el precio de cada comida.ahorrar en comida23. Alarga la vida de los alimentos: Tirar comida es tirar dinero, esto es básico y fundamental. Por esta razón la conservación de los alimentos tiene que ser una de nuestras prioridades. En los alimentos frescos esto conlleva una especial atención ya que por sus características se pueden echar a perder muy fácilmente. También tenemos que vigilar con los alimentos con fecha de caducidad sean del tipo que sean. En los alimentos frescos podemos mirar si podemos congelarlos para así alargar su vida. También es buena idea buscar recetas para aprovechar esos productos que están apunto de caducar. Como por ejemplo si tenemos un yogur podemos hacer una salsa de yogur.ahorrar en comida3 4. Compra con cabeza: Aprovechar las ofertas puede ser una gran oportunidad para ahorrar dinero en nuestra compra.Como por ejemplo sí en la frutería esta de oferta del tomate siempre podemos comprar más y preparar una salsa que se conservarás mucho más tiempo. También si compramos piezas de carne grandes nos saldrán mucho más baratas luego podemos congelarlas y tener así nuestra despensa llena por menos dinero.ahorrar en comida45. Aprovecha las sobras: Tener que tirar sobras es tener que tirar muchísimo dinero, porque al gasto del alimento también tenemos que sumarle el coste de su preparación. Por eso es buena idea conservar las obras para usarlas luego en otros platos o en otras comidas. Algunos platos como los canelones, ropa vieja, lasaña de cocido, etc… se pueden hacer aprovechando sobras de otros platos perfectamente.  Aquí tenéis algunas ideasahorrar en comida56. Ir a comprar con el estómago lleno: En principio puedo parecer una tontería pero si vamos a comprar y no tenemos hambre y evitamos mucho la compra compulsiva. ¿Realmente necesitamos esas patatas? No, realmente no pero tenemos hambre en ese momento las compramos para picotear. De esta forma nos ahorramos dinero y  salud ya que tendremos unos hábitos de vida mucho más saludables.ahorrar en comida67. Comidas que llenan por poquito dinero: Existen bastantes recetas y platos que podemos hacer por muy poco dinero, como por ejemplo pueden ser ensaladas o sopas. Son platos que llenan y realmente nos pueden salir por poco dinero y cundir mucho.ahorrar en comida78. No te cases con un sitio la hora de comprar: No tengas miedo de comparar las ofertas a ir a comprar al sitio más barato recuerda que cada persona puede vivir con su dinero donde quiera. Por eso fíjate bien las ofertas y aprovecha hasta el último céntimo.ahorrar en comida8 9. Que no te de pereza cocinar: En muchos casos compramos alimentos ya preparados simplemente por la pereza de cocinar, de esta forma estamos derrochando bastante dinero. Si cocinas poco siempre puedes hacer mucho más de la cuenta y luego congelar o conservar para futuras comidas, de esta forma ahorraremos bastante tanto en preparación como en los alimentos que podemos desperdiciar en el proceso. También tenemos que tener en cuenta que será mucho más saludable.ahorrar en comida9 10   La fiambrera nuestra amiga: Durante mucho tiempo nos hemos acostumbrado en ir a comer fuera. Quizá nos hemos olvidado un poco de que podemos llevar la comida nuestra casa. Esto es realmente importante si trabajamos fuera y comemos cada día fuera de casa. El precio de un menú multiplicado por los días que comemos fuera de casa puedes salir por muchísimo dinero a final de mes.ahorrar en comida10

Fuente: ahorralia.net

 

Trucos para ahorrar algo de dinero en casa todos los meses

¿Eres de esas personas que te preocupas por el futuro de tu familia y buscas siempre nuevas formas de ahorrar el máximo dinero posible cada mes? Si la respuesta es afirmativa, estas de enhorabuena, ya que hay un montón de ideas y consejos que podemos llevar a cabo para que no tener que hipotecar nuestro futuro con gastos innecesarios.trucos de ahorrarLa crisis ha hecho mucho daño a las familias de todo el mundo, y aunque parece que poco a poco vamos saliendo de esta complicada situación, aún no ha llegado el momento de liarnos la manta a la cabeza y gastar como si no hubiera mañana.
Esta difícil situación ha hecho que muchas familias se tomen la vida con otra filosofía y que recapaciten de que siempre es bueno tener algo de dinero ahorrado porque nunca sabes lo que te deparará el futuro. Con esto no queremos decir que estemos siempre mirando hasta el último céntimo y que no nos demos ningún tipo de capricho, pero si hay algo que realmente no nos hace falta, mejor descartar su compra y destinar ese dinero para otra cosa.
Dicho todo esto, vamos a mostraros algunas ideas que podéis aplicar en vuestra economía cada mes para ahorrar algo de dinero.
Establecer un presupuesto de gasto mensualgastos exelEste es un punto muy importante a la hora de ahorrar. Es muy recomendable que al principio del mes sepamos los gastos fijos que vamos a tener y destinar algo más para una partida variable.
El resto del dinero sería nuestro ahorro que no habría que tocar excepto por causas mayores. De esa partida variable, si vemos que no la hemos tocado, podemos darnos algún caprichito como salir a cenar con nuestra pareja y si no lo gastamos todo, entonces directo a nuestro ahorro mensual.
Comparar precios y beneficiarse de las ofertascomparando preciosLa mejor opción para conseguir esto es recorrerse los distintos supermercados para comparar los precios, pero esto es muy complicado. Por suerte siempre podemos tirar de los folletos de oferta que reparten los distintos supermercados por nuestra zona, de esta forma sabremos que hay en oferta en cada uno de ellos y si es interesante ir a comprarlo hasta allí.
También hay que tener en cuenta que en muchas ocasiones desplazarnos a por un único producto puede suponer un gasto mayor que el del ahorro. ¡Cuidado con esto!
Pon freno a las compras impulsivascompra impulsivajpgEste es uno de los mayores problemas que tenemos las personas a la hora de ahorrar. Ir de tiendas o a un gran centro comercial, es meternos directamente a la boca del lobo. Cuando vamos a estos sitios, vemos gran cantidad de productos que nos llaman mucho la atención y que queremos comprar, pero antes de hacerlo es preciso pararse a recapacitar si realmente lo necesitamos o si podemos pasar sin ello. Esto nos puede ayudar a ahorrar una importante suma de dinero.
Compras online = grandes descuentoscomprar-internet (1)Esto no siempre tiene por qué ser así, pero está comprobado que por Internet es más fácil encontrarnos productos con un precio más bajo que el que podemos encontrarnos en cualquier tienda. Si necesitamos algo realmente, podemos buscar por la red el sitio que ofrece el mejor precio. Aquí también es necesario aplicar lo dicho en el punto anterior y evitar las compras impulsivas atraídas por los precios que nos ofrecen.
Comer en casa antes de salir a comer fueramenjar-familiaCon este punto no queremos privar a la familia de comer fuera, y es que nunca viene mal romper con la rutina diaria y pasar un rato en familia diferente, pero en vez de hacerlo cada semana o cada pocos días, es necesario planificarse esas salidas dependiendo de cómo vayamos con los gastos del mes en curso.
Otra cosa es si vamos a celebrar alguna fecha importante en el calendario. En este caso si que nos podemos dar un buen capricho, pero esto lo podemos añadir al presupuesto que realicemos al principio del mes.
No te olvides de las huchasFrasco de ahorrarDe pequeño todo el mundo teníamos una de estas huchas donde íbamos echando nuestro dinero con el objetivo de ahorrar para comprarnos ese objeto que tanto queríamos. Pues bien, ahora ya adultos, también podemos seguir aplicando este método de ahorro. Puede ser un buen sistema para ahorrar una buena cantidad de euros.

Fuente: comoahorrar.es

Nebia, la ducha del futuro que reduce el consumo un 70% y financiada por el CEO de Apple

Nebia es un sistema de ducha que fracciona el agua en millones de pequeñas gotas que se esparcen por tu cuerpo, como lo hace un atomizador. Con Nebia el agua cubre una superficie 10 veces mayor que una regadera convencional. El ahorro de agua que genera en cada ducha amortiza su compra en 2 años. Una idea para ahorrar agua en la ducha muy a tener en cuenta.
Imagen Nebia1Nebia utiliza ingeniería aeroespacial y esperan la patente de la tecnología H2MICRO. Nebia está específicamente diseñado para reducir el consumo de agua, e indirectamente reducir el consumo de energía.
Imagen Nebia2Con el agua atomizada puedes cubrir hasta 10 veces la superficie estándar, con cabezal de ducha ajustable, Nebia afirma que puede ahorrar hasta un 70 % de agua respecto a una ducha convencional.
Imagen Nebia3Luego está el ahorro de energía: “Es 13 veces más eficiente en la entrega de calor, haciendo tu ducha diaria 13 veces más térmicamente eficiente”.
Imagen Nebia4Toda esta unidad se presenta como una sola pieza que puedes instalar tú mismo, sin tener que recurrir a fontaneros. Los diseñadores han puesto en marcha una campaña de Kickstarter, que comenzó con la meta de recaudar $ 100.000, a día de hoy ya llevan mas de $ 1,5 millones y todavía les queda casi un mes.
Imagen Nebia5.1Imagen Nebia5.2

Después de años de trabajo y muchos prototipos, Nebia está listo para salir al mercado pero necesitan tu apoyo. Necesitamos mas ideas como esta para ahorrar!

Fuentes: ecoinventos.com
kickstarter.com

10 claves para ahorrar tiempo en la cocina

En verano dedicamos menos tiempo a la cocina: preparamos platos ligeros poco elaborados, pasamos más tiempo fuera de casa… Para seguir una dieta saludable con alimentos frescos, integrales y legumbres, la organización y la simplicidad son fundamentales.
reloj cocinaNúria Roura, coach nutricional y colaboradora de Conasi, tienda online especializada en productos para una vida sin tóxicos, ecológica y natural, nos da 10 claves fundamentales para ahorrar tiempo en la cocina:

1. Tener unos buenos utensilios de cocina que nos hagan la vida más fácil y rápida.

2. Planificar el día y la hora en el que vamos a hacer la compra de la semana.

3. Hacer una compra realista, es decir, comprar en relación a lo que sabemos que podremos cocinar esa semana.

4. Tener la despensa bien provista y organizada. Este es un punto fundamental, debemos comprar la cantidad necesaria para toda la semana. Tener siempre legumbres, cereales, frutos secos, especias y algas, se conservan bien durante mucho tiempo y son muy socorridos.

5. Tener la cocina bien ordenada, si todo está colocado en su sitio, será más fácil de encontrar.

6. Cocina simple, variado y sin hacer mezclas extrañas. Esto te ayudará a pasar menos tiempo en la cocina y a hacer digestiones menos pesadas.

7. Ir cocinando y recogiendo a la vez. No dejes una montaña de utensilios sucios en el fregadero para el final, mientras vas cocinando ve recogiendo y fregando. Cuando acabes tendrás la cocina casi lista.

8. Planificar qué vamos a comer al día siguiente, esto te evitará dar vueltas en la cocina, además puedes dejar la comida del día siguiente lista por la noche y luego llegar y calentar como mucho.

9. Tener el menú preparado antes de ir a cocinar. Este tendríamos que tenerlo pensado incluso antes de ir a comprar. Te agilizará las ideas antes de ponerte delante de los fogones, todo será mucho más rápido.

10. Aprovechar el fin de semana para dejar comidas hechas para la semana. Si trabajáis entre semana, dejar las legumbres cocidas, los germinados preparados, hacer algún paté para cuando no tengamos tiempo y nos apetezca picar algo, o incluso algún dulce crudivegano para cuando queramos algo dulce, etc. Estas son 10 claves fundamentales para ahorrar tiempo en la cocina sin dejar de comer saludable ¡toma nota y disfruta del verano!

Fuente: ecoticias.com

Que podemos hacer para reducir la factura de electricidad

Hoy intentaremos dar algunas recomendaciones para poder reducir el importe de la factura de la electricidad en tu casa. Lo primero que tenemos que hacer es saber “que y cuanta electricidad gasta cada aparato, electrodoméstico, gadgets…” que tenemos en nuestra casa conectado a la red eléctrica. Esto que parece una tarea sencilla, una vez que nos pongamos a la tarea, no nos resultará ni mucho menos fácil. Descubriremos que tenemos un consumo “fantasma” que no creíamos que existiera. Y también descubriremos que algunos de nuestros hábitos no ayudan en absoluto a que nuestro hogar consuma menos electricidad.
Reducir la factura de electricidad1Debemos ser conscientes que aunque el ahorro por casa pueda parecer pequeño, aunque otros os aseguro os sorprenderéis si os ponéis a calcular la cantidad de energía que derrochas, a nivel mundial una pequeña mejora en la eficiencia energética de los hogares puede suponer una reducción extraordinaria de emisiones de Dióxido de carbono.

Como Reducir la factura de electricidad

Lo que no se puede medir, no se puede gestionar. Debemos saber cómo, dónde y cuándo consumimos energía para poder reducir nuestra factura eléctrica. Tenéis que tener claro que es posible reducir vuestro consumo eléctrico drásticamente tomando decisiones y adoptando unos hábitos adecuados.
Aparatos que pueden tener un consumo fantasma.

El consumo fantasma es el consumo de electricidad de los aparatos electrónicos conectados permanentemente a la red, es decir, el consumo de los aparatos cuando están en “stand by”, listos para que los usemos en cualquier momento con un mando a distancia o con solo pulsar un botón. Esa “comodidad” la pagamos muy cara. Os pongo solo algunos ejemplos para que entendáis que aunque no os deis cuenta, vuestra casa puede ser una autentica derrochadora de electricidad.

Entre los aparatos informáticos, lo que mas consumo fantasma tiene con diferencia es el router y la impresora.
Entre los gadgets, los mas consumidores fantasmas son la videoconsola y minicadena.
Los congeladores de alimentos son suponen un gasto tremendo en nuestra factura, si consigues gestionarlos bien, el ahorro puede ser mayúsculo.
Algunas cafeteras pueden incluso llegar a gastar más apagadas que preparando café, cuando se las deja muchas horas en posición ‘ready to use’ (para que mantenga el agua caliente).
Uno de los aparatos que tienen mayor consumo fantasma son los equipos de aire acondicionado, las bombas de calor, los radiadores eléctricos…  Se sigue gastando electricidad con el aire acondicionado apagado en invierno o con la calefacción apagada en verano, simplemente por dejar estos equipos enchufados (o no bajar el interruptor correspondiente en el cuadro eléctrico de la casa).
El sistema automatizado de apertura y cierre de una puerta de garaje aunque no esté  funcionando, puede gastar grandes cantidades de electricidad saquemos el coche del garaje o no.

Reducir la factura de electricidad2Recomendaciones para reducir el consumo de electricidad.

Hay muchas recomendaciones (en la parte final del artículo tenéis por categorías cientos de consejos), pero os quería mostrar algunos de los mas comunes para que comprobéis vosotros mismos que nos es tan difícil reducir vuestro consumo eléctrico.

La lavadora hay que ponerla a máxima carga. Si yo pongo 10 lavadoras al 80%, pondría 8 al 100% y por tanto me ahorraría 2. El gasto por cada lavadora es tan brutal que este detalle te ahorrará muchos euros al año.
Utilizar regletas con interruptor, para poder apagar de forma conjunta, rápida y sencilla los aparatos que no necesitamos que estén conectados siempre.
Usar temporizadores para desconectar automáticamente aparatos que no utilicemos de noche.
Utilizar regletas con interruptor, para poder apagar de forma sencilla un conjunto de aparatos que no necesitamos que estén conectados siempre.
Utilizar regletas especiales con eliminador de Stand By. Las hay de dos tipos: unas que tienen un enchufe principal, y que cuando detectan una bajada del consumo del aparato conectado a ese enchufe apagan el resto de periféricos y otras con un pequeño receptor que podemos configurar para encender y apagar la regleta con alguna tecla del mando a distancia de nuestra televisión, así, al apagar la televisión, apagamos todos los periféricos que tengamos asociados. La ventaja de estas últimas es que nos evitamos el consumo fantasma de lo que esté enchufado en el enchufe principal.
Un frigorífico con hielo consume bastante más que otro limpio, así que comprueba regularmente el congelador para poder eliminar el hielo.
Podemos bajar el gasto del frigorífico subiendo su temperatura en invierno.
Reducir el brillo de la pantalla en televisiones o monitores LED.
Si usas vitrocerámica o cocina eléctrica, puedes ahorrar cocinando con una olla a presión.

Fuente:  ecoinventos.com