Archivo de la etiqueta: Derechos de los consumidores

Como ahorrar dinero en la compra del mes

La compra del mes es un suplicio para mucha gente, aquí van unos consejos que una vez me dio un amigo mio que trabajaba en una gran superficie como técnico de merchandaising y que nos puede suponer un sustancial ahorro en la cesta de la compra.compra del mesCuando vayas a comprar lleva una lista de los productos que quieres y cíñete a ella.
Calcula que te sale más rentable, si visitar muchos sitios o hacer la compra en uno solo.
Hacerse 30 kilómetros para comprar algo en lo que te ahorras 1 € no es rentable, gastas más en gasolina.
Compara precios con marcas blancas. Si no te fias de la marca blanca fijate en la etiqueta y mira quien lo fabrica, seguramente veas que el fabricante es el mismo que el de la marca 1.
Ojo con las ofertas, es muy común comprar cosas porque están de oferta y luego se nos echan a perder.
Haz la compra con más familias, me explico, si sois tres y quereis por ejemplo una misma lejia, comprad la que te dan 3×2 si se ajusta a vuestro gusto, de esta forma un producto siempre sale gratis y abarata la compra de los tres. Ojo, esta solución no es la del punto anterior, porque, ¿que haces tu en casa con 3 botes de lejia?, si, ya se que lo vas a utilizar, pero en tres meses pueden pasar muchas cosas. Lo mejor, llegar a acuerdos con otras personas y hacer cierta parte de la cesta de la compra en común. Recuerda que tu casa no es un almacen.
Cuando vayas a comprar, vete con el estómago lleno, se te antojarán menos cosas.
Mira en los estantes superiores e inferiores, lo más caro se suele poner a la altura de los ojos.
Ir mejor cuando haya poca gente, así se compra más rápido, se hacen menos paradas y por lo tanto tenemos menos tiempo de mirar los estantes.
¿Por que la comida en un supermercado está siempre después de la ropita de niño a solo 9€, los accesorios para coches, las plantas de interior y el material escolar?.
Mejor sin niños.
No vayamos a un supermercado solo porque en la radio han dicho que la pescadilla está a solo 5€ el kilo, es un buen precio, pero seguramente no lo amortizemos con el resto de la compra a no ser que compremos 50 kilos de pescadilla.
Compara el precio de productos recien cortados con productos envasados, que si, que la bandejita de chorizo cuesta solo 2 euros, ojo que son 75 gramos, el kilo te sale a 26 euros.
Cuidado con la tarjeta, a ver si vas a pagar más de intereses que lo que te ahorras del parking.
Siguiendo el punto anterior, no compres a crédito, hazlo con el dinero que tengas, no tiene ningún sentido estar pagando durante meses algo que ya no existe.
Seguimos con algo parecido al chorizo, mira el peso escurrido que tiene una lata de aceitunas y lo que te saldría el mismo peso comprándolas a granel. Este consejo es para todo lo envasado.
Si vas a la compra todas las semanas, compra para una semana , si finalmente hay que tirar algo a la basura porque se ha puesto malo, damos al traste con cualquier ahorro que hayamos podido hacer.

Fuente:  comoahorrar.es

Plan Bola de nieve para liberarse de las deudas

¿Tienes muchas deudas y no sabes que hacer? ¿Tienes algunas pocas deudas pero ya quieres deshacerte de las mismas?, bueno algunas formas de pagar deudas son mejores que otras, siempre es conveniente lograr un buen acuerdo en cuanto al plan de pago y  negociar tratar de lograr una disminución de los intereses de ser posible.

bola de nirveEl plan bola de nieve consiste en pagar las deudas de forma gradual comenzando por las más pequeñas o las que más intereses generen hasta llegar a las más fuertes, este plan ha sido popularizado por Dave Ramsey y otros expertos en finanzas personales.
La forma de planificarla es simplemente tomar una hoja de papel y enumerar las deudas ya que para salir de las deudas debes estar consciente de cuanto debes, a quienes les debes y a que tasa de interés.
Una vez hecho esto hay dos opciones:
1.- Planificar el pago de deudas partiendo del monto más pequeño al más grande.- Esta ayuda a reducir el estrés financiero y proporciona una sensación de libertad, cuando se termina la primera el dinero que se destinaba a su cancelación se utilizará en la siguiente deuda a eliminar.
2.- Planificar el pago de deudas según los intereses que se pagan.- Hay dos formas de ejecutar esta opción:
Concentrarse en aquellas deudas que más intereses generen hasta llegar a la que menos intereses genere.
Concentrarse en aquellas deudas que menos intereses generen hasta llegar a la más grande.
Obviamente mientras se paga la primera deuda las demás deben ser mantenidas realizando los pagos mínimos.
Como verán este plan va gradualmente de lo pequeño a lo grande, pero si se puede eliminar la deuda más grande dejando las pequeñas es conveniente hacerlo según la situación pero esto no seria un “Plan bola de nieve”.
Todos los expertos están de acuerdo en que la peor forma de eliminar deudas es hacer pagos mínimos hasta que estas desaparezcan ya que terminas pagando mucho dinero en intereses, hay que recordar que “pagos mínimos son deudas eternas”.

Fuente:  comoahorrar.es/

FACUA denuncia ante Bruselas la nueva factura de la luz por vulnerar tres directivas comunitarias

El caótico modelo tarifario impuesto por el Gobierno de España incumple las directivas sobre electricidad, derechos de los consumidores y cláusulas abusivas.subida_luzFACUA-Consumidores en Acción ha denunciado ante Bruselas la nueva factura de la luz por vulnerar las directivas comunitarias sobre electricidad, derechos de los consumidores y cláusulas abusivas. La asociación espera que la Comisión Europea intervenga expedientando a España y se produzca la paralización del caótico modelo tarifario impuesto en España por el Gobierno.

Tras la presentada el pasado diciembre, FACUA ha remitido este jueves 3 de marzo una nueva denuncia contra el Gobierno de España al presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso, esta vez por imponer unas fórmulas tarifarias y de facturación que atentan contra los derechos de los usuarios establecidas en la legislación de la Unión Europea, de obligado cumplimiento para los Estados miembros.

Hasta 1.440 tarifas no informadas al usuario

El Real Decreto 216/2014, por el que se establece la metodología de los precios voluntarios para el pequeño consumidor de energía eléctrica y su régimen jurídico de contratación,  plantea que las tarifas se determinarán sobre la base del precio horario del mercado diario durante el periodo al que corresponda la facturación.

Para los suministros que cuenten con los nuevos contadores digitales se aplicará una tarifa distinta en cada hora del periodo bimestral de facturación (unas 1.440 en total) siempre que las eléctricas hayan integrado estos equipos en sus sistemas de lectura a distancia, una información que ni siquiera se ha facilitado a los usuarios. Para el resto de contadores, tanto los digitales como los antiguos equipos analógicos, las tarifas se fijarán partiendo de otro método de cálculo, que tomará como referencia una tarifa diaria.facua-luzFACUA advierte que el establecimiento de tarifas diferentes en función del tipo de contador y de su integración en un sistema de tele gestión que ni siquiera se encuentra aún validado genera una clara discriminación entre los consumidores, a los que se les aplican condiciones diferentes. A ello se suma la falta de transparencia sobre los precios, que no son comunicados a los usuarios antes de su aplicación y resultan difícilmente entendibles para la gran mayoría.

Vulnera la directiva sobre el mercado eléctrico…

Todo ello contraviene el artículo 3 de la Directiva 2009/72/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 13 de julio de 2009 sobre normas comunes para el mercado interior de la electricidad, que establece la obligación de que en los Estados miembros se apliquen unos precios de la electricidad “razonables, fácil y claramente comparables, transparentes y no discriminatorios”. Este aspecto se trasladó al ordenamiento jurídico español a través de la Ley 24/2013, de 26 de diciembre, del Sector Eléctrico (artículo 44).

Por otro lado, FACUA señala en su denuncia que la forma de cálculo del precio de la electricidad aprobada por el Gobierno de España vulnera elementos de carácter básico en materia de protección de los consumidores en la UE, ya que las tarifas varían de forma sustancial sin que las comercializadoras les remitan información al respecto con anterioridad.

…la directiva de cláusulas abusivas…

Se trata de una práctica prohibida en la Directiva 93/13/CE sobre cláusulas abusivas en los contratos celebrados con consumidores. En la letra l de su Anexo, la norma advierte de que se considerarán abusivas las cláusulas que tengan por objeto “estipular que el precio de las mercancías se determine en el momento de su entrega, u otorgar al vendedor de mercancías o al proveedor de servicios el derecho a aumentar los precios, sin que en ambos casos el consumidor tenga el correspondiente derecho a rescindir el contrato si el precio final resultare muy superior al precio convenido al celebrar el contrato”.oligopoly…y la directiva sobre derechos de los consumidores

El modelo tarifario impuesto por el Gobierno de España también vulnera la Directiva 2011/83/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 25 de octubre de 2011, sobre los Derechos de los Consumidores. En su artículo 5, indica que “antes de que el consumidor quede vinculado por un contrato”, el proveedor “deberá facilitar de forma clara y comprensible al consumidor” o bien “el precio total de los bienes o servicios, incluidos los impuestos, o, si el precio no puede calcularse razonablemente de antemano” debido a su naturaleza, “la forma en que se determina el precio”.

Asimismo, el hecho de que el tipo de contador instalado y su integración en el sistema de tele gestión suponga la aplicación de uno u otro sistema de tarifas y esté supeditado a la decisión de la compañía distribuidora supone una vulneración de la Directiva 93/13/CE sobre cláusulas abusivas, en concreto de lo establecido en la letra c de su Anexo. La ilegalidad de esta práctica queda recogida en el Real Decreto Legislativo por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios. Su artículo 85.7 considera abusivas “las cláusulas que supongan la supeditación a una condición cuya realización dependa únicamente de la voluntad del empresario para el cumplimiento de las prestaciones”.

Fuente: facua.org/

Los derechos en la compra a distancia, un reto para la defensa de los consumidores en 2014

La prevista modificación de la Ley de Defensa de los Consumidores mejorará los derechos de los consumidores en las compras a través de Internet, teléfono o correspondencia, con la ampliación del plazo de devolución a 14 días. Con la nueva normativa llegará también la necesidad de que las ya habituales contrataciones a distancia sean confirmas por escrito, pero sigue dejando la puerta abierta para posibles abusos.comprar-internet (1)En la agenda de los consumidores para este año debe aparece una fecha marcada en rojo: 13 de junio de 2014. Ese es el día a partir del cual deberían comenzar a aplicarse las disposiciones del Proyecto de Ley por la que se modifica el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios. Esta revisión de la legislación, que aplica la Directiva Europea 2011/83/UE, supondrá una mejora en los derechos de los consumidores en las compras y contrataciones a distancia, aunque plantea también algunas dudas.

Se amplia el derecho a desistir

Bien entrado el siglo XXI, era ya hora de actualizar la legislación relativa a la defensa de los consumidores. En los últimos años, las contrataciones a través de teléfono o Internet se han hecho habituales, y era necesario trasladar esta realidad al derecho. Con la modificación de la ley, se amplía a 14 días naturales (frente a los 7 actuales) el periodo  para ejercer el derecho de desistimiento en los contratos a distancia y los contratos celebrados fuera del establecimiento. De esta manera, una vez recibido el producto que ha comprado por teléfono, Internet o correspondencia, el usuario podrá devolverlo antes de dos semanas, por el motivo que sea. Esto se refuerza en el caso de que el vendedor no hubiera informado al consumidor sobre el derecho de desistimiento, ya que el plazo se amplía hasta doce meses.

Una vez que el consumidor ha expresado que quiere ejercer su derecho a desistir, el empresario tendrá un plazo de otros 14 días para devolverle el dinero, incluidos los gastos de envío. Esto siempre que, en el contrato que se firmó, no se precise que debe ser el usuario quien corra con los gastos de la devolución. Si vendedor no abona en el tiempo estipulado el dinero, el comprador podrá reclamarle el doble de la cantidad adeudada, e incluso exigirle los daños y perjuicios que el retraso le pueda ocasionar.

Para facilitar el ejercicio de este derecho, la ley incluye un modelo de formulario de desistimiento tipo. Asimismo, se establece la posibilidad de que el empresario ponga a disposición un formulario on-line para desistir, al que deberá dar acuse de recibo.comprar-internet (2) Sin sobrecostes

Otro aspecto que contempla la modificación es el coste de la transacción para el consumidor. En lo referente al uso de medios de pago, como las tarjetas de débito o crédito, el empresario no podrá repercutir en el consumidor costes mayores de lo que realmente a él le cuesta usarlos. Tampoco podrá suponer un sobrecoste para el consumidor las llamadas realizadas a un teléfono puesto a disposición por el comerciante para contactar en relación con el contrato firmado; sólo se pagará por la llamada la tarifa básica del operador.

La aplicación de la ley traerá también mayor tranquilidad a la hora de comprar a través de un cuestionario en Internet. La nueva redacción del texto contempla que el empresario necesita el consentimiento expreso del usuario para aplicarle pagos adicionales. Esto hará que desaparezcan las casillas ya marcadas en los formularios on-line, de manera que si el consumidor no se da cuenta y no las desactiva, puede acabar contratando un producto adicional que no desea. Es el caso, por ejemplo, de algunas compañías de vuelo ‘low-cost’, en las que si el consumidor no presta atención puede pagar de más al encontrarse que le han ‘colado’ la opción de embarque preferente o un seguro de vuelo. Si tras el 13 de junio continúan estas prácticas, el consumidor podrá exigir el reembolso de cualquier pago adicional que le hayan podido aplicar mediante esta fórmula.

En todos los casos, el consumidor deberá ser informado, antes de contratar o comprar, del coste final, incluidos los impuestos y tasas, y de cualquier coste adicional que pueda aplicarse (por ejemplo, los gastos de envío o montaje). Cuando no sea posible calcular razonablemente de antemano el coste total, se indicará la forma en que se determina el precio.

Confirmación por escrito, en una única dirección

Uno de los puntos más destacados de la nueva ley, y que ha generado más dudas, es la obligación que tendrán las compañías de confirmar por escrito “en cualquier soporte de naturaleza duradera” al consumidor una oferta que le hayan hecho de manera telefónica. Asimismo, el contrato solo se dará por válido cuando el consumidor dé su acuerdo por escrito, en papel o mediante correo electrónico, fax o sms. Un ejemplo típico de esta práctica es el de las operadoras telefónicas o de energía que llaman al usuario para ofrecerle un cambio de compañía o de tarifa.compra_www

Este nuevo requisito solo se aplicará “en aquellos casos en que sea el empresario el que se ponga en contacto telefónicamente con un consumidor y usuario para llevar a cabo la celebración de un contrato a distancia”. Así planteada, se entiende que si es el consumidor quien llama a la empresa, esta está libre de cumplir la confirmación por escrito. ¿Se podría dar la circunstancia de que un usuario llame a su compañía de teléfono para cambiar de tarifa o darse de baja, y acabe contratando algo distinto sin confirmarlo por escrito, si en esa  misma llamada le hacen una contraoferta? Es una de las dudas que arroja el proyecto de ley en este punto, y deja la puerta abierta para que el consumidor sea víctima de prácticas abusivas.Tampoco se fija en el texto quién deberá correr con los gastos de la confirmación por escrito, algo que hace pensar que las empresas podrán hacer que sea el consumidor quien lo asuma, ya que se podría considerar como “coste de la utilización de la técnica de comunicación a distancia para la celebración del contrato”. En cualquier caso, si la empresa pretendiera que el consumidor pague por enviar una carta o fax, el precio no podrá superar las tarifas básicas establecidas, como ya se ha dicho.

España ya va con retraso

Hasta un par de veces anunció el pasado año el Gobierno que se aprobaba la reforma de la Ley de Defensa de los Consumidores, pero 2014 ya está aquí y la norma sigue sin publicarse en el BOE. La nueva legislación continúa en el limbo a pesar de que la Directiva Europea obligaba a que estuviera aprobada antes de finalizar 2013. Es de esperar que, a pesar del pequeño retraso que lleva su aprobación en España, quizás para pulir el proyector, esta reforma tan importante para los consumidores esté en marcha, como se prevee, para junio de 2014.

Fuente: adicae.net/

Ofensiva bancaria online para captar ahorro y derivarlo hacia productos de menor seguridad

“Nuevo espacio”, lo titula CaixaBank. “Santander Select”, dice el banco de Emilio Botín… Son todos eslóganes que aluden a un tipo de actividad, que llaman “banca personal”, que se ha convertido en un pilar fundamental del nuevo modelo de negocio que tratan de poner en marcha las entidades financieras. Su objetivo fundamental, ahorros medios o modestos, pequeños capitales de consumidores a los que se da falsamente el tratamiento personalizado y amable de las grandes fortunas para convencerles de que pueden convertirse en avezados inversores de banca privada… Sin avisarles muy bien de los riesgos que corren.Ofensiva bancaria onlineLas entidades bancarias han comenzado una ofensiva, centrada particularmente en sus páginas de internet, dirigida a aquellos consumidores que todavía quedan de clase media, pequeños o medios patrimonios, ahorradores que mantienen un capital más o menos modesto cuyo producto más recomendable no debe ir más allá de los depósitos tradicionales. La herramienta ya la tienen en marcha, la llaman “banca personal”, un falso título para el que se apoyan en los propios trabajadores de la entidad, convertidos en gestores de ahorro muchos de los cuales están detrás de fraudes como los de las participaciones preferentes. Pero hay una nueva vuelta de tuerca; internet favorece la proliferación de eslóganes que confirman este viraje hacia la búsqueda del ahorro.

Nuevo espacio”, lo llama CaixaBank. “Santander Select” es el plan del Banco Santander, que acaba de renovar página web… Todos ellos tratan de atraer a base de márketing online a estos perfiles que mayoritariamente serían conservadores; eso sí, el uso de las nuevas tecnologías implica atraer jóvenes y nuevos clientes. Lo hacen mediante el argumento del trato personalizado, la exclusividad, la filosofía de los servicios financieros pensados para las grandes fortunas; se trata de que el pequeño ahorrador tenga la falsa sensación de que puede tener acceso a las mismas ventajas, beneficios, ganancias y prerrogativas que disfrutan los más acaudalados con su ‘banca privada’: gestores personales, claves de acceso online intransferibles, operaciones bancarias e información financiera o bursátil en móvil, pda, portátiles… Y una propensión a hablar de “fin de las comisiones”, “comisiones cero” o descuentos que son, cuanto menos, cuestionables.

Inversores, no ahorradores

Fundamentalmente, porque el objetivo de esta ofensiva estriba claramente en atrapar estos pequeños capitales, ligarlos el máximo tiempo posible a la entidad financiera, restarles capacidad de liquidez e, incluso, hacerles partícipes de inversiones arriesgadas que podrían comprometer los propios ahorros. En resumen, convencerles de que los depósitos tradicionales están hechos para ‘pobres’, y arrastrarles a la inversión: fondos, estructurados, acciones, bolsa… E inundarlos de productos vinculados, como tarjetas de crédito, seguros, o servicios que no necesitarían o, en todo caso, podrían tenerlos con otros operadores.

Así lo hace, por ejemplo, Bankia en su página web, cuyo link de “banca personal” ofrece un cuestionario tipo para averiguar el perfil del ahorrador consultante para saber qué tipo de producto de ahorro-inversión le encajaría mejor. Una respuesta tipo para un perfil bajo, conservador, que no tenga experiencia en inversión, que trabaje con depósitos tradicionales y que tenga un capital no muy elevado que además suponga una parte importante del patrimonio total del ahorrador merece, según el cuestionario de Bankia… Dos tipos de fondos de inversión que mezclan renta fija con variable, es decir, inversión con riesgo, sin la garantía del Estado, sin liquidez… Nada aconsejable para un perfil como el que se planteaba en el test.

Posicionamiento tendencioso en la red

Todas las entidades financieras consultadas tienen en común este objetivo claro, la búsqueda de la liquidez que necesitan a través de captar el ahorro de los consumidores de a pie. Pero, de todos ellos, el que lo plantea de un modo más claro es el BBVA. Y lo hace de una manera bien sencilla, que es a través del posicionamiento web, es decir, qué respuesta genera el BBVA cuando un usuario de internet hace una búsqueda relacionada en portales como por ejemplo Google. Así, si en este buscador se teclea BBVA, la primera referencia que surge no es la web corporativa de la entidad financiera, sino la página comercial para clientes, para particulares. Esa referencia incluye “banca privada”, “negocios”, “empresas” y “cuentas corrientes” o, lo que es lo mismo, búsqueda de ahorros y capitales.

En fin, se hace bien patente cómo la necesidad de recursos para que la banca cuadre sus maltrechos balances debe ser bien tenida en cuenta por el consumidor a la hora de analizar, solicitar y, en su caso, contratar un producto de ahorro-inversión. La banca tiene muchas ganas de recopilar pequeños y medianos ahorros, darles trato y amabilidad de “banca privada” y hacer creer al ahorrador que es un súper-rico con alfombra roja en su entidad financiera. Nada más lejos de la realidad; cada producto que se aleje del concepto de depósito tradicional implica más riesgos, menos garantías, menos liquidez y más posibilidad de perder capital. Como ya sucede con las preferentes, por ejemplo…

Fuente: adicae.net

Interponen recurso para congelar compra de WhatsApp y proteger datos

Grupos de defensa de la vida privada alegan que tras la adquisición del servicio de mensajería por parte de Facebook, los usuarios podrían ver afectados sus datos personales.

FACEBOOK WAHTSAPP

Grupos de defensa de la vida privada interpusieron este jueves un requerimiento en el que solicitan congelar la compra del servicio de mensajería WhatsApp por la red social Facebook, con el fin de evitar el mal uso de los datos personales de los usuarios.

El recurso administrativo presentado ante la Comisión Federal del Comercio (FTC), el Centro para la Democracia Digital y el Centro para la Protección de la Información Electrónica, solicita una revisión a la operación comercial y la posible protección contra las “prácticas desleales y engañosas de recolección de datos”, que podría ser implementada por la aplicación de mensajería.

“WhatsApp ha construido una base de usuarios con el compromiso de no recabar datos sobre sus usuarios, con fines publicitarios”, señala el texto ingresado esta jornada en el FTC.

El documento alega además que Facebook “utiliza con frecuencia la información de sus usuarios para hacer publicidad” y hará de la aplicación “un modelo de negocios basado en perfiles de usuarios”.

Las organizaciones argumentan que la fusión va en contra de las garantías de quienes eligieron el servicio de mensajería por la ausencia de publicidad y consideraron que “constituye una práctica comercial desleal y engañosa”.

Fuente: insurgente.org

El Día del Consumidor ADICAE organiza a los afectados por grandes fraudes financieros y de consumo

ADICAE organiza en todas las CCAA convenciones de comités de afectados por los grandes fraudes este sábado a las 10:30. Más de 1.000 delegados miembros de Comités de Afectados por diferentes abusos integrados en ADICAE se reunirán por CC.AA. para definir una respuesta colectiva a la ausencia de solución y medidas ante fraudes a los consumidores.

adicae barcelona

Este sábado 15 de marzo ADICAE celebra en todas las comunidades autónomas convenciones de comités de afectados por fraudes financieros y de consumo. Las convenciones comenzarán a las 10:30 y durarán toda la mañana.

Con estas reuniones, en las que participarán 1.112 delegados desde todas las provincias españolas, ADICAE impulsa la organización de los consumidores que han sufrido los abusos de las grandes empresas y bancos para coordinar acciones que sirvan para luchar contra la impunidad empresarial, la pasividad institucional y la lentitud judicial.

Representantes de los afectados por las abusivas cláusulas suelo, por productos híbridos (preferentes y subordinadas), y por el “atraco eléctrico”, entre otros abusos y fraudes masivos, se darán cita mañana, junto a afectados por el fraude de Forum y Afinsa que 8 años después siguen luchando por una solución.

Las diferentes convenciones harán balance de las acciones desarrolladas hasta ahora para impulsar soluciones a los principales problemas que afrontan los consumidores y de la situación de los mismos en la actualidad.

El conjunto de los delegados concretarán, a través de grupos de trabajo interconectados telemáticamente en las diferentes Comunidades Autónomas, los planes de actuación y reacción conjunta de los consumidores frente a las limitaciones y dificultades comunes que para la defensa judicial colectiva de sus derechos están afrontando en los diferentes problemas que les afectan.

Se multiplican los abusos pero también las reacciones de los consumidores

Con motivo del Día Mundial de los Derechos del Consumidor ADICAE ha presentado su balance de actuación de 2013, que permite comprobar cómo la crisis ha multiplicado y sacado a la luz los fraudes y abusos a los consumidores y cómo los consumidores están reaccionando a los mismos.

En 2013 la Asociación atendió un total de 285.586 consultas (que equivalen a 782 al día)  y 62.114 reclamaciones (en total 347.700), al margen de los más de 35.000 consumidores que en 2013 se han sumado a diferentes acciones judiciales agrupadas y colectivas iniciadas por ADICAE ante fraudes y abusos como las cláusulas suelo, las participaciones preferentes o los contratos de coberturas de tipos (swaps) en hipotecas.

ADICAE quiere alertar de que el encarecimiento de servicios básicos sumado a la disminución de la renta media de las familias (5% inferior a la de 2008), está ahogando a los hogares españoles. En total los gastos básicos ya pesan un 80% de este presupuesto familiar medio.

Así lo atestigua el INE en sus estadísticas de presupuestos familiares, que confirman que los gastos básicos, entendidos como vivienda, luz, agua, alimentación, vestido, transportes, sanidad y educación suponen ya más de tres cuartas partes del presupuesto familiar medio.

El gasto medio por hogar fue de 28.152 euros en el año 2012, un 3,4% menor que en 2011, y todos los grupos de gasto experimentaron disminuciones, excepto Enseñanza (que aumentó un 7,4%) y Salud (0,3%).
Por todo esto, y con motivo de la celebración del Mes de los Derechos del Consumidor, ADICAE  sale a la calle este mes organizando conferencias, talleres, mesas informativas a pie de calle, bajo el lema “Ante los abusos de las grandes empresas y bancos. ¡Justicia Colectiva!”.

Horas y lugares de las convenciones

SEVILLA. 10:30 – Hotel Sevilla Palmera, Calle Cardenal Ilundain, 28

ZARAGOZA. 10:00 – Centro Cívico Estación del Norte (C/ Perdiguera 7, Zaragoza)

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA. 09:30 – Sede de ADICAE en Las Palmas, Calle león y Castillo nº89, Bjo.Dcha

SANTANDER. 10:30 – Biblioteca del Colegio Público Cisneros, C/ Cisneros 71

VALLADOLID. 10:30 – Hotel Felipe IV. C/ Gamazo 16

TOLEDO. 10:30 -Biblioteca de Castilla-La Mancha (Biblioteca del Alcázar). Cuesta de Carlos V, s/n. (Toledo)

BARCELONA. 10:30 – Sede de ADICAE (c/ Creu dels Molers, 13), barrio del Poble Sec (Barcelona)

CÁCERES. 10:30 – Salón de actos de la Biblioteca Pública ‘Rodríguez Moñino’. C/ Alfonso IX, 26

BADAJOZ. 10:30 – Aula Joven Concejalía de Juventud. Ronda del Pilar S/N.

SANTIAGO DE COMPOSTELA. 10:30 – Centro Sociocultural y Juvenil “O Ensanche”. Rúa Frei Rosendo Salvado, 14 – 16 (Santiago)

MADRID. 10:30 – Centro Cultural Maestro Alonso. C/ Maestro Alonso, 6 (metro: Ventas o Manuel Becerra)

MURCIA. 10:30 – Hotel Catalonia Conde de Floridablanca. C/ Princesas nº 18. Barrio del Carmen. (Murcia)

PAMPLONA. 10:30 – Sede de ADICAE en Navarra C/ Fuente del Hierro 5, (trasera) Oficina 1A.

BILBAO. 10:30 – CMD LA BOLSA. Calle Pelota, 10 (Bilbao)

LOGROÑO. 10:30 – Sede de Adicae La Rioja (Avenida República Argentina 22, 1º D, Logroño)

ALICANTE. 10:30 – Sede de ADICAE en Alicante, Calle Arquitecto Guardiola, 15 Entlo.

 

Fuente: Adicae

Protección de pagos: un seguro engañoso más para el consumidor

¿Le han despedido y tiene problemas para pagar las cuotas de su hipoteca? Existen seguros que “dicen” cubrir casos como éste. Analicemos diferentes propuestas con las que bancos y cajas buscan lucrarse, una vez más, a costa del consumidor

Al contratar un préstamo hipotecario, las entidades financieras a menudo obligan a suscribir todo tipo de seguros (de vida, de accidentes, de hogar, etc.) sin profundizar en sus condiciones, que además el consumidor no necesita. A estos se añadió una nueva modalidad de seguro que reúne varias coberturas como gancho, en principio para garantizar el pago al banco de las cuotas de un préstamo en situaciones de pérdidas de ingresos: incapacidad laboral, desempleo, enfermedad o fallecimiento.

Protección de pagosObligatorio y encima, con limitaciones
Bancos y cajas de ahorro lo incluyen entre los servicios ofertados, cuando no impuestos,al conceder un préstamo hipotecario o de consumo, siempre aprovechándose de la inseguridad que la crisis económica crea en sus clientes. No saber cómo afrontar los pagos si mañana me despiden de la empresa o si sufro una baja por enfermedad es lo que nos puede llevar a contratar estos sevicios, y si no negociamos al máximo las coberturas y las habituales restricciones, podemos llevarnos una desagradable sorpresa en caso de tener que echar mano de ellos.
Además, casi siempre deben suscribirse en la misma entidad, es decir, no podremos contratar el préstamo por un lado y el seguro por otro, impidiendo elegir la opción que se acomode mejor a nuestras necesidades.

Ofertas iguales y poco interesantes
Debemos analizar las situaciones más habituales que dicen cubrir varios de estos seguros comercializados por bancos y cajas, para luego comprobar que las condiciones para que se cubran los impagos son demasiado restrictivas, no protegen al consumidor en situaciones muy comunes y por tanto no se adaptan a sus necesidades.
Sea precavido y no deje que encima le hagan pagar el posible reconocimiento médico exigido para comprobar su estado de salud. Negocie para que lo pague la entidad.

Restricciones habituales que dejan al consumidor desprotegido
Si ya de por sí las condiciones en las que el consumidor tiene derecho a beneficiarse del seguro son desfavorables (le han despedido o ha sufrido un accidente laboral), cobrarlo no va a ser tan fácil como parece. Hay demasiadas limitaciones y “peros” a la hora de reclamarlo:
-Periodos de carencia a partir de su contratación,  es decir, que si se produce la incapacidad o el desempleo al poco de contratarlo el seguro no lo cubre.
-Periodos de carencia entre siniestros. Las situaciones que nos dan derecho a aprovechar el seguro deben estar espaciadas; éste normalmente cubre 12 meses seguidos ó 24 alternos. ¡Como si pudiéramos decidir cuándo tener un accidente laboral!
-Alguno de estos seguros no cubre ni mucho menos toda la vida del préstamo sino sólo la primera parte, normalmente 5 años.
-La cuantía asegurada es limitada, es posible que aún tengamos que desembolsar parte de la deuda mensual.

También hay inconvenientes si nos despiden o estamos de baja al no cumplir determinados requisitos:

Desempleo

Debemos tener una situación laboral estable, es decir, un contrato indefinido con determinado plazo de antigüedad. Además quedan excluidas causas como:

- baja voluntaria

- despido procedente

- despido improcedente si no tenemos derecho a cobran paro.

- jubilación o pre-jubilación.

Incapacidad (baja por enfermedad, accidente…)

Distinguen entre:

- incapacidad permanente absoluta: cubierta en asalariados.

- incapacidad temporal: protege sólo a los autónomos.

Habitualmente no se cubre:

  • embarazo, parto o maternidad.

  • enfermedades como depresión o estrés.

  • enfermedades existentes anteriores a la contratación de la póliza.

  • accidente en la práctica de algún deporte.

Además, a veces existen discrepancias entre lo que la empresa y la Seguridad Social consideran como incapacidad; podemos tener problemas para que se reconozca esta situación.

Fallecimiento

Sólo lo cubre en determinadas circunstancias, como por ejemplo que no se trate de un suicidio ni sea causado por una enfermedad ya conocida.

¿Nos interesa realmente contratarlos?
Muchas veces los inconvenientes superan con creces a los beneficios al contratar un seguro de protección de pagos. No sólo no protegen al consumidor, sino que siguen enriqueciendo a las entidades a costa de imponerlos, por separado o junto a otros seguros, al usuario. Por ejemplo, en Banesto lo publicitan como un “complemento” al seguro de vida, cuando en general no supone más que una carga económica.
Sólo en casos muy concretos puede convenir contratar este tipo de servicio. Desde ADICAE le recomendamos que intente presionar al banco para eliminarlo, y si no hay más remedio que suscribirlo, negocie la ampliación de contingencias para que le salga a cuenta o proponga un cambio a la entidad aseguradora que más le convenga.

Fuente:  Adicae

Las tarjetas de débito, una herramienta interesante para controlar el gasto

Los pagos de débito y las tarjetas prepago están ganando relevancia en tiempos de crisis, pues permiten a los consumidores administrar mejor el gasto que las tarjetas de crédito.

tarjeta de débito

Las tarjetas de débito se han convertido en un buen aliado a la hora de controlar el gasto en las compras de productos o servicios que no son de primera necesidad. Según un informe efectuado por Visa Europe, los pagos de débito y las tarjetas prepago han ido ganando relevancia durante la presente crisis, puesto que permiten a los ciudadanos administrar mejor el gasto que las tarjetas de crédito. La principal diferencia entre ambos tipos de tarjetas reside en que la tarjeta de débito, adeuda inmediatamente en la cuenta del usuario los cargos que se realizan, en principio, hasta el limite de los fondos de dicha cuenta, mientras que la tarjeta de crédito aplaza los pagos hasta el comienzo del mes siguiente a la compra y permite descubiertos en la cuenta, con el riesgo que ello conlleva.

En España el importe de las compras pagadas con tarjeta se incrementó en un 6% durante el primer trimestre de 2010, una tendencia que previsiblemente continuará durante los próximos meses. Las tarjetas de débito son, efectivamente, una buena herramienta para controlar el gasto mensual pero, al igual que las de crédito y tal como ya ha denunciado ADICAE con anterioridad, siguen teniendo diversos problemas de seguridad que las entidades financieras deberían solucionar cuanto antes.

Es preciso recordar que ambos tipos de tarjetas soportan determinadas comisiones. Sacar a débito dinero de un cajero de su propia entidad es gratis en todos los casos. Sin embargo, hacerlo a crédito tiene un coste del 3%, con un importe mínimo de 2,39€. Si saca dinero en un cajero de su propia red (hay tres redes principales: Servired, Red 6000 y 4B) el coste aumenta hasta el 1,08% si lo saca a débito y el 4,09% si es a crédito. La comisión es ligeramente superior si se hace uso de cajeros de otras redes o en el extranjero. En todo caso, la comisión mínima por sacar dinero a crédito está por encima de los 3€ y del 4%, aunque siempre puede negociar con su entidad bancaria la rebaja o eliminación de estas comisiones.

Fuente: adicae.net

Cómo reclamar los errores de facturación de la electricidad

Cada vez son más los consumidores que se encuentran con facturas de la luz desproporcionadas. Más allá de los vaivenes en la política energética y de los abusos que hacen de su posición oligopólica las grandes compañías, estas facturas tan elevadas pueden deberse a un problema del contador o a un error de facturación. ¿Qué hay que hacer en estos casos?

Al margen de las subidas en el término fijo (en el término de potencia) de la factura de luz, que están siendo frecuentes tras la última reforma del sector eléctrico, el término variable (los kilovatios consumidos) pueden ser erróneos si el contador no funciona correctamente. La mayoría de los contadores de luz superan los 15 años y están más que amortizados pero a pesar de ello las eléctricas ni han hecho las revisiones oportunas de los mismos ni se han preocupado en mucho tiempo de su sustitución en los casos necesarios. Los nuevos contadores de la luz¿Cómo detectarlo?

Cuando vemos que en la factura aparece un consumo (Kilovatios consumidos) muy elevado en proporción al mismo periodo de años anteriores podemos realizar las siguiente comprobaciones. En primer lugar, comprobaremos la cifra real que aparece en el contador al que deben facilitarnos el acceso en nuestra comunidad de propietarios. Podemos solicitar la llave del cuarto de contadores al presidente o al administrador. Actualmente, las lecturas son reales y se deben realizar por las compañías cada dos meses por lo que en caso de que la cifra no coincida podría tratarse de un error del técnico que hizo la lectura. En ese caso, contactaremos con la compañía para que refacturen de acuerdo a la cifra real y nos reintegren la parte cobrada de más.

Si la cifra coincide con la que aparece en la factura podemos hacer la comprobación de apagar todos los aparactos eléctricos de nuestra vivienda y comprobar que los Kilovatios dejan de contar, si no es así deberíamos contactar cuanto antes con nuestra compañía para que revisara el motivo de este error en el contador. No son infrecuentes los casos de errores en los contadores y en las conexiones  y podríamos estar pagando el consumo de otra vivienda.

Revisar el contador puede tener coste

La compañía tiene obligación de revisar el contador y no puede cobrar por ello al consumidor si efectivamente existe un error. Si se comprueba y el técnico no ve error, entonces sí pueden cobrar por esta comprobación por lo que es importante primero haber realizado las anteriores comprobaciones. Las compañías, que cobran mensualmente los alquileres de los contadores, la gran mayoría más que amortizados, deberían realizar periódicamente estas revisiones y sustituciones en plazo, lo que en pocas veces se ha cumplido por estas empresas sin tener ninguna consecuencia para ellas esta falta de cumplimiento.

Otra opción que tiene el consumidor es acudir, directamente o bien tras la revisión de la compañía, al departamento de Industria de su comunidad autónoma y solicitar que realicen una verificación del contador. Pero eso sí, las tasas que por ello hay que pagar rondan los 50 euros (estas se publican en la Ley de Medidas Fiscales y varían según comunidad autónoma). En caso de que la verificación demuestre que existe un error deberemos reclamar el pago de esta tasa a la compañía.

Por otra parte, las eléctricas tienen de plazo hasta 2018 para sustituir todos los contadores analógicos por otros telemáticos, estos contadores enviarán directamente los datos de consumo a la compañía. Las eléctricas a partir de ahora dejarán de soportar los costes de tener que realizar las lecturas bimensuales, pero a pesar de la eliminación de estos gastos, van a duplicar lo que cobran de alquiler por los contadores al consumidor.

Ante cualquier problema, reclame

Ante cualquier duda o problema con su recibo de la luz, acuda a su sede más cercana de ADICAE, donde encontrará apoyo e información sobre cómo reclamar. También puede hacer uso del modelo de reclamación que la asociación pone a disposición de todos los consumidores, a través de este enlace.

Fuente: adicae.net/